Primer Ministro no se presentó a la Cámara de Diputados haitiana

EFE Puerto Príncipe

La Cámara de Diputados de Haití aprobó este lunes una moción de censura en contra del primer ministro, Jean Henry Ceant, en una sesión de interpelación a la que el funcionario no asistió en medio de la crisis política y económica que atraviesa la nación.

La moción en contra de Ceant, en el cargo desde hace seis meses tras la renuncia de Jack Guy Lafontant, contó con el voto favorable de 93 de diputados, mientras 6 votaron en contra y 3 se abstuvieron.

Los diputados convocaron a Ceant para interpelarlo por la falta de respuesta a la crisis que vive el país, pero hasta ahora el primer ministro se excusó debido a que iba a un proceso similar en el Senado por el apresamiento el 17 de febrero de siete extranjeros, que posteriormente fueron sacados del país cuatro días después en circunstancias aún no esclarecidas.

La Cámara Alta, sin embargo, no ha empezado hasta el momento la sesión por falta de quórum.

La solicitud de interpelación fue firmada por 8 de los 29 miembros del Senado, donde se requiere de la presencia de un mínimo de 14 legisladores para que se lleve a cabo la sesión.

Si previo a la sesión en el Parlamento, Ceant lograba un voto de confianza de los senadores, la Cámara de Diputados no iba a poder interpelarlo hasta seis meses después, según la ley.

Haití vive una profunda crisis económica y política agravada tras las masivas y violentas protestas de dos semanas que se iniciaron el pasado 7 de febrero, el mismo día que el presidente Jovenel Moïse cumplió dos años en el cargo.

En dichas protestas, convocadas por el Sector Democrático y Popular, una de las facciones más radicales de la oposición, murieron 26 personas, de acuerdo al informe previo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), si bien la Policía no ha ofrecido datos sobre el número de víctimas.

En sus protestas, los manifestantes exigen justicia en las supuestas irregularidades en el programa Petrocaribe, a través del cual Venezuela suministra petróleo a este país a precios blandos.

Opinión

Los funcionarios del gobierno son elegidos por el pueblo o por decreto, y su misión es cumplir con las funciones propuestas para las que fueron elegidos. El pueblo cuenta con su desempeño en su cargo para llevar al país al crecimiento merecedor y muy necesario. Fortalecer las instituciones es tarea obligatoria de cada funcionario.

La pasividad del Primer Ministro Jean Henry Ceant durante semanas de disturbios hace a más de uno preguntarse : ¿Él tuvo interés en solucionar la crisis política? ¿El pueblo puede contar con él?

La actitud del Primer Ministro y de otros funcionarios deja al pueblo todavía más incierto y preocupado, Haití necesita hombres responsables, dedicados y creadores de un futuro seguro, esperanzador y motivado.